Unidad diseñada para validar la integridad de la soldadura.
Utiliza gas inerte como medio de presión para evitar contaminar la soldadura y permitir realizar la detección de fugas a elevadas temperaturas. Se obtiene un importante ahorro de tiempo comparado con los métodos tradicionales que utilizan fluido hidráulico y requieren un enfriamiento previo (ahorro 6 a 8 horas).

Descargar PDF